Blogia
estrellaesol

¿NADAR?

¿NADAR?

-Yo no me muevo de aquí, ni me zambullo en ningún río, piscina o boquete  con agua –le repetí al monitor. Por mucho que se empeñe, o me da mis manguitos o no entro en el agua.

Entonces vino por detrás el gracioso “Yo no soy” y me dio tal empujón que acabé en mitad de la piscina. Mosqueado como estaba en tres brazadas llegué a la orilla y de un empentón subí arriba dispuesto a repetir la acción pero en sentido inverso, tirando al otro en nombre de “yo tampoco he sido”.

El monitor me detuvo. Se quedó observándome con los ojos fijos detrás de las gafas de buceo. Paré esperando una reprimenda. Levantó una mano, luego la otra y de repente me estrujo como si un mejillón se cerrara dejándome dentro –enhorabuena Alvarito, has conseguido batir el record de la piscina. Es la primera vez que un principiante logra semejante hazaña. ¿Ves como no era tan difícil?

Me sentí bien. Volví a hacer unos cuantos largos entre aplausos del resto del personal.

Al salir a la calle choqué y un niño cayó al lado del aspersor. ¡Que pena! El no pudo hacer ni dos largos, pero mojarse con ropa y todo si que lo conseguí –”yo tampoco he sido” –le sonreí…

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Ana -

La verdad es que con el calor que hace apetece darse un buen chapuzon.
Besos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres